Historia

  • En el año de 1993 nacía la Escuela deBallet Ana Pavlova en el 2º piso de la calle Córdoba, una salita pequeña pero con una deliciosa atmósfera artística que había sabido modelar su creador y primer habitante, el célebre pintor local Ceferino Carnaccini.

    “Yo era ya bailarina profesional y docente de la escuela de la profesora Mascha Pawlova, quien durante treinta años había gestado un interesante movimiento en ballet en las instalaciones del Instituto Ballester. Cuando Mascha decidió retirarse yo creí que era importante sostener una buena escuela de ballet local, por lo que me propuse buscar un espacio físico para instalar una escuela con todos los requerimientos de la danza. Entré entonces esa sala y a pesar de que estaba en ruinas tenía una mágica presencia teatral. Subí al altillo y descubrí trozos de pinturas, sin saber que se trataba de este pintor, pero ya no cabía duda: en ese lugar ya habitaba el arte.”

    “Al poco tiempo de comenzadas las actividades se acercó a mí el ya fallecido gran director de teatro Rubén Fraga, quien con su grupo, al que me uní de inmediato, inauguró el espacio como sala teatral, abriendo así otra dimensión nueva al proyecto inicial. Con el tiempo se fueron sumando artistas y docentes de distintas disciplinas y pronto comenzaron las exposiciones de plásticas, los multitudinarios concursos de manchas para chicos, charlas, proyecciones de videos, etc. La escuela de ballet creció y comenzó a ofrecer espectáculos con participación de profesionales invitados; Surgió así, de manera natural, el Centro Cultural Ana Pavlova.
    ”Las propuestas eran muchas y el espacio quedaba muy chico, por lo que en el año 1999 decidimos dar un salto espacial y en el medio de las peores crisis sociales y económicas del país logramos adquirir un viejo galpón que pronto se transformó en el actual Centro Cultural y Artístico Ana Pavlova. El proyecto ya no era sólo mío, por lo que se constituyó la Asociación Cultural Ana Pavlova que hoy está reconocida como entidad de bien públicoinscripta en Asociaciones intermedias en el Partido de general San Martín bajo el número 1009 y en Personas Jurídicas de la Provincia de Buenos Aires con la matrícula 27.069.”

    ”Durante estos años ha habido desde ya momento de muchas dudas, nos preguntábamos (y a veces lo seguimos haciendo) ¿vale la pena este esfuerzo? He trabajado en el exterior y me sorprendí de la facilidad con la que los artistas se forman y trabajan y pensé muchas veces en dejar todo esto por horizontes menos sacrificados, pero entendí también que aquí está todo por hacer.”

    “Han pasado por Ana Pavlova muchos artistas y las propuestas son más cada vez, así como las ganas de construir en lo cultural, ya que creemos que es ésta la herramienta fundamental para el bienestar físico, psíquico y espiritual, así como la llave para la libertad intelectual. Ya hemos atravesado enormes dificultades y sobrevivimos a las peores tormentas. Eso ha fortalecido los cimientos y el proyecto se expande hacia el futuro”.
    Varios proyectos han sido impulsados bajo el Auspicio y colaboración del Centro Cultural y la Asociación. Se destacaron: La participación en la Conformación de la Federación de Teatristas de la Pcía de Buenos Aires (UTENOR); El Proyecto Des Del Bor De, arte aplicado a resolver la problemática de las poblaciones vulnerables, declarado de interés por la Municipalidad de General San Martín(de amplia difución en la prensa nacional durante el año 2002); Proyecto Alternativo Para Capacidades Diferentes, seleccionado por el Banco Mundial para participar de la Feria del Desarrollo en el año 2005, declarado de interés por la Municipalidad de General San Martín. Así continuando con una producción artística cada vez más compleja y una participación en la política cultural que trasciende la frontera de la Provincia de Buenos Aires, se llegó a la necesidad de constituir una estructura mayor que hemosdenominado L`alZada. Flotarás danza semigrávida (año 2006)es uno de los logros de esta etapa que incorpora el desarrollo propio de nueva tecnología escénica y una producción que logró el subsidio del Instituto Prodanza (Ciudad de Buenos Aires),Auspicio y la declaración de interés por parte de la Secretaría de Cultura de la Nación, Auspicio de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Auspicio del Instituto Nacional de Teatro, Auspicio de la Comedia de la Provincia de Buenos Aires y varios Auspicios de Empresas. Causual Unidades silenciadas contó con un subsidio del Instituto Prodanzaal igual que la última producción aRRastra cuyas criticas dePágina 12 y Crítica Teatral pueden leerse ingresando en Grupo DaTeklave
    Liliana Tasso

    Directora

 

up